Sandalias Tribu (nuestra historia)

DE DONDE VENIMOS Y HACIA DONDE VAMOS

Esta frase, aparte de ser un enigma del hombre que jamás ha tenido respuesta, nos viene genial para empezar este blog, que no pretende presumir de sabiduría “cósmica” ni adentraros en el mundo de la cultura general, sino más bien, hacednos conocer y que podáis ver un poco cómo somos, y cómo hemos evolucionado con nuestro calzado minimalista. Desde las primeras sandalias hasta nuestras últimas zapatillas minimalistas.

La idea surgió a partir de un momento de complicación que sufrimos en la familia Tribu. El mundo laboral no ha sido algo que nos haya sonreído desde que volvimos de Andorra (este episodio ya lo hablaremos en otro blog), y Fran (fundador y creador de la marca) andaba un poco perdido, sin rumbo y en el lodo, como dice la canción, y se refugiaba en algo que llevaba en la sangre desde bien pequeño: el deporte. Salía a surfear, a patinar, con la bici y también a correr, y esto último le hizo meterse en un mundo desconocido como era el minimalismo. En su cumpleaños le regalamos un libro que le cambió la vida: “Nacidos para correr”. Y aunque suene exagerado, es la verdad, fue el principio del cambio de su vida. Cada página que leía le atrapaba más y más y le hizo creer en otra forma de ver el “running”, incluso de ver la vida.

Nacidos para correr

Se fabricó sus propias sandalias, (algo muy habitual en todos los que empezáis en este mundo), primero con la suela de unas chanclas y poniéndole unos cordones y después se animó y se compró una plancha Vibram y la compartió con unos amigos que también se hicieron unas.

Ese año, S.M. Los Reyes Magos le trajeron unas sandalias de marca, minimalistas, americanas,…. Más pistas no puedo dar…   Recuerdo perfectamente la cara que puso cuando las abrió y las vio. ¡¡¡Estaba fascinado!!! ¡¡¡Le encantaban!!! Fue un gran acierto. También recuerdo cuando salió con ellas a correr la primera vez que vino enfadadísimo porque las sandalias habían costado un riñón y no se le ajustaban al pie, las veía pequeñas, se le movían y casi me arrepentí de habérselas pedido.

Pero no…. Nada más lejos de la realidad.

Siempre tendré que agradecerle a “ese” libro y a “esas” sandalias que aparecieran en nuestras vidas.

A medida que iban pasando los días y él iba saliendo con ellas a correr se iba habituando más a ellas y a su ajuste y un buen día llegó a una conclusión definitiva: ¡Esto lo podría hacer yo y podría acercárselo a la gente en España!

Y así fue… Se puso a mirar cintas, a mirar precios, planchas Vibram, hebillas, etc…. y se lió la manta a la cabeza. Pero además nunca mejor dicho, porque nadie de los que le acompañabamos en esos momentos estábamos dispuestos a que se metiera en ese embrollo.

Primeros modelos 2015

Veníamos de muchas desilusiones laborales, y esto lo único que nos podía traer eran más problemas. Estaba bien que se distrajera con las sandalias, con salir a correr, con mirar cosas por internet… pero ¿hasta donde pretendía llegar?

Pretendía desarrollar una idea que le rondaba y a la que le veía salida. Pretendía trabajar para él y hacerse valer, pretendía salir de el bucle de trabajo precario tras trabajo precario, y lo que es más importante, pretendía simplemente vivir feliz haciendo lo que le gusta (gran utopía).

Así que se presentó un día en casa con el alta de autónomo. Tal cual. Sin avisar y sin miramientos. Tomó las riendas de su vida. Y desde entonces pensé: pues no me queda otra que apoyarlo porque esto parece que va en serio.

Trail 7 Playas – San Fernando – 2015

Desde entonces, él ha andado por esta aventura, con todo mi apoyo y el de toda su familia y estamos felices de ver cómo no se equivocó en aquella decisión.

Y de aquí es de DONDE VENIMOS NOSOTROS.

¿Qué os han parecido nuestros inicios?¿Pensáis como yo que no hay mal que por bien no venga? Os animo a que dejéis cualquier comentario y por supuesto si queréis acceder a nuestro catálogo, aquí os paso el link

https://shop.sandaliastribu.com/es/

Hasta la próxima TRIBU!

14 comentarios en “Sandalias Tribu (nuestra historia)

  • He tenido el placer de compartir cervezas y charlas en un par de ocasiones con vosotros y, estoy seguro que esa idea “loca” de un principio, se está convirtiendo, a base de esfuerzo y dedicación, en una realidad. Esos “flexmocassins” van a dar de que hablar y de las sandalias que os voy a decir, si me han dado los kms mas felices desde que estoy metido en este mundillo del minimalismo. Me alegro mucho que se vayan cumpliendo vuestros sueños. Un abrazo a la familia!!!

    • Gracias Juan por tu comentario!
      Para nosotros también es un placer poder tener esos momentos compartidos contigo y toda tu familia. Un corredor que vuela en sandalias. Os animo a que entréis en su blog uncorredorensandalias.blogspot.com y podáis disfrutar de algunas aventuras vividas por él… siempre en sandalias!
      Un abrazo para tí y tu familia

  • Enhorabuena por tomar la decisión!!!

    Leo vuestra historia y la verdad es que es clavaita a la mía.. solo que yo no me puse a fabricar huaraches… me quedé con las ganas eso si…

    Pero mi historia comenzó igual con el Libro y con las huaraches norteamericanas.. He probado otras pero por ahora son las que mejor me han ido para mis aventuras de montaña… eso si, tengo que agradeceros porque las botas (safariflex no Fran??) que os compré a principios de año han sido de lo mejor que he llevado en el pié para trabajar en mi vida! y por su puesto que estoy deseando que se me gasten las otras huaraches que tengo porque las próximas serán las Tribu!

    Me encanta vuestra marca, como lo hacéis, y ahora que os leo los comienzos, me habéis atrapado un poco más…

    Mucha suerte y espero que esto sea solo el comienzo de una historia muuuy larga!

    Un abrazo!

    • Gracias Jose! Nos encanta leer que hay gente que se identifica con nosotros. A veces la desesperación de ciertas situaciones hace que tomes este tipo de decisiones. Quizás, si hubiéramos estado en esa “zona de confort”, nunca nos hubiéramos atrevido a dar el paso. Nos alegramos de que los Safari te vayan tan bien!! Son super cómodos para el día a día en invierno. Un saludo.

  • Que deciros, hace muchos años apostamos por vosotros, la suerte es que seguimos en contacto, y seguimos haciendo uso de las huaraches, es un lujo teneros como amigos, y a todos los que me conocen RECOMIENDO tanto el trabajo como el trato personal, un abrazo Fran estamos en contacto

  • Que Grandes sois!!! Como bien sabes Fran, yo también andaba algo perdido en lo que al atletismo se refiere, conseguiste que recuperará la ilusión y que lo que parecía una utopía se convirtiera en realidad. Ya conocéis mi historia, feliz de poder usar vuestro material y feliz de haberos conocido Hermano!

    • Gracias Félix por tu comentario tan inspirador para nosotros. Ver que personas como tú se vuelvan a sentir ilusionados con algo que ya daba por perdido, es toda una inspiración para seguir adelante. Un abrazo grande para tí y tu familia.

  • Pues fantástico! Yo en parte me tomo la licencia de algún modo pertenecer a la familia Tribu pues sois muy buenos amigos. La trayectoria de Fran es imparable!.
    Abrazos de Luigi!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.